Simuladores de ciclos combinados

Hace unos años el uso de simuladores era algo únicamente empleado en la industria nuclear y aeroespacial, hoy en día su uso se ha ido extendiendo a multitud de sectores. El desarrollo de habilidades gracias al entrenamiento con un simulador (learning by doing), reduce considerablemente los tiempos de formación y afianza la retención del conocimiento.

Los simuladores de ciclos combinados replican fielmente el comportamiento de la planta y permiten su operación igual que si se realizara desde sala de control. El entrenamiento en el simulador conduce hacia la excelencia en la operación debido a:

  • Se afianza una operación segura, tanto para las personas como para las instalaciones minimizando su deterioro.
  • Se optimizan los recursos, tanto de personal como de combustible, agua, tiempos de arranque, de espera, de preparación, etc. De esta manera la operación será más económica.
  • Se consigue el objetivo marcado por el despacho de carga, el entrenamiento asegura el cumplimiento del programa dictado.
  • Conduce a la adherencia al procedimiento, se consigue la asimilación de los procedimientos e instrucciones técnicas de la planta.

A continuación, analizaremos cada uno de los apartados y la mejora del uso del simulador en cada uno de ellos:

Operación segura 

A menudos los sistemas de control distribuido (DCS) de estas plantas son complejos y poco amigables y el conocimiento de su comportamiento, requiere de mucho tiempo de estudio y práctica.

El simulador permite el entrenamiento en situaciones del día a día y también en situaciones poco comunes o de emergencia, reduciendo la carga de estrés del operador y garantizando una operación segura y exitosa en cualquier circunstancia.

Es una potente herramienta de pruebas; permite reproducir situaciones operativas, aumentando el conocimiento, pero sin comprometer la seguridad.

La simulación es un excelente medio para validar futuros cambios en la instalación y validar el entrenamiento del personal en dichos cambios.

Optimización de recursos

Un mayor conocimiento del ciclo combinado, de sus sistemas, de su sistema de control distribuido, de su instrumentación, de sus alarmas, junto con la practica nos llevará a una mejor operación, alargando la vida útil de la instalación y obteniendo el máximo rendimiento.

La comparación entre los datos reales de planta y los resultados previstos por el simulador será un indicativo de si todos los quipos están funcionando como debieran (digital twin), de esta manera mejorará el mantenimiento predictivo de la planta y se anticipará la toma de decisiones.

Aumenta la flexibilidad y polivalencia del personal. Aumentando el número de personas especialistas en mayor número de tareas, se mejora el rendimiento y se reducen costes.

Cumplimiento de objetivos

Los sistemas eléctricos son cada vez más complejos y los despachos de carga dictan consignas a las que los productores de electricidad han de amoldarse y comprometerse a su cumplimiento.

El entrenamiento continuado en procedimientos de arranque, parada, sistemas de seguridad, mantenimiento en paradas cortas y prolongadas, es sin duda una excelente ayuda para cumplir con exactitud el programa de carga marcado.

Adherencia al procedimiento

El simulador es una excelente herramienta para el dominio de los procedimientos de operación de la planta, dado que la simulación recrea fielmente los procesos de la misma. De hecho, también es empleado para la validación de estos en caso de revisiones.

¿Qué aporta Tecnatom a los simuladores de Ciclo Combinado?

Tecnatom como empresa experta en desarrollo de soluciones de simulación para centrales eléctricas, ha desarrollado durante los últimos años simuladores para centrales de ciclo combinado de distintas tecnologías.

Los sistemas de control distribuido (DCS) de estas plantas suponen una alta complejidad debido al enorme desarrollo de los sistemas lógicos y de la interfaz hombre-máquina. Sin embargo, Tecnatom ha desarrollado con éxito traductores automáticos de los sistemas de control distribuido a las herramientas de simulación, a partir de la documentación de planta disponible. De esta manera, surge el concepto de emulación, como aproximación más fiel y cercana al comportamiento real de la instalación. Además, como el digital twin que es, permite actualizaciones, modificaciones de diseño y realización de análisis.

En estos proyectos se ven involucrados desde el primer día ingenieros de simulación, personal de formación para dotar al simulador y a todo el material del enfoque didáctico tan necesario y el personal de planta, gran conocedor de la tecnología que está presente en todo el desarrollo del producto para que este satisfaga todas sus necesidades.

La utilidad de nuestros simuladores se pone de manifiesto en su elevado uso; en alguno de ellos ya se han impartido más de un centenar de cursos, a los que han asistido más de cuatrocientos alumnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here