Inspecciones END en hormigón para la seguridad de infraestructuras críticas

Las grandes infraestructuras y edificios, como las centrales nucleares, llevan asociadas la necesidad de verificar el estado de determinadas estructuras de hormigón de cara a asegurar su integridad estructural. Aunque hoy en día se está elaborando la normativa específica al respeto, se prevee la necesidad de desarrollar inspecciones que sean capaces de detectar posibles discontinuidades, controlarlas y evaluarlas tras su reparación; o en caso de detectar un hormigón en perfecto estado, decretar su aptitud y ampliar su vida. 

Los Ensayos No Destructivos (END) son una rama de la ciencia de los materiales que utiliza técnicas no invasivas para determinar la integridad de multitud de componentes, como del hormigón (componente o estructura completa), además de permitir medir ciertas características de estos.

¿Qué podemos controlar gracias a los Ensayos No Destructivos?

Los objetivos de los END son determinar las propiedades del material, detectar discontinuidades en el mismo, así como caracterizarlas, localizarlas y dimensionarlas para determinar si se trata de defectos en su interior. Gracias a ello se puede determinar la calidad de un componente o estructura en fabricación o servicio.

end hormigones

Los métodos de Ensayos No Destructivos pueden ser utilizados para evaluar la resistencia, densidad y calidad del hormigón, localizar y caracterizar huecos y grietas, localizar las armaduras metálicas y estudiar su estado de conservación, evaluando la profundidad de la cobertura sobre las mismas. 

¿Qué métodos END se utilizan en hormigones y para qué aplicaciones?

A continuación, se muestra un resumen de los principales métodos END que se utilizan en la inspección de estructuras de hormigón y sus aplicaciones:

Método de ensayo y principio Aplicaciones
Visuales: observar, clasificar y documentar la aparición de degradación en las superficies expuestas de las estructuras. Realizar mapas de grietas, desprendimientos, incrustaciones, erosiones o defectos de construcción.
Acústicos: basados en la propagación elástica de las ondas en los sólidos. Localizar diferentes defectos en el hormigón como grietas, huecos, delaminaciones y anomalías. 
Ultrasonidos: medir el tiempo de vuelo de una onda ultrasónica que atraviesa el material o analizar el eco que se refleja en las estructuras. Verificar la calidad del hormigón. Localizar defectos como grietas, huecos, delaminaciones y anomalías. 
Nucleares y radiográficos: basados en la interacción entre radiaciones electromagnéticas de alta energía y el material inspeccionado. Localizar armaduras, conductos, huecos y zonas de diferente densidad.
Electromagnéticos: basado en la propagación y dispersión de energía electromagnética de baja energía. Localizar insertos metálicos, huecos, zonas de alta humedad y anomalías.
Termografía infrarroja: utiliza las teorías de transmisión de calor y mide diferencias de temperatura en la superficie. Localizar delaminaciones en zonas cercanas a la superficie y bolsas de humedad. 
Químicos: basados en la medición de componentes químicos de la estructura. Identificar corrosión en las armaduras y degradación de la matriz causada por carbonatación y la presencia de cloruros.
Magnéticos y eléctricos: basados en la interacción de campos eléctricos o magnéticos con las estructuras metálicas del hormigón.

Identificar defectos en el armado tales como pérdida de adherencia, fracturas, pérdida de ductilidad y pérdida de sección y corrosión.

 

Los métodos químicos, magnéticos y eléctricos se utilizan exclusivamente para estudiar el estado de degradación de las armaduras metálicas mientras que el resto se emplean para estudiar la matriz de cemento y mortero, si bien se puede obtener información acerca de la posición de los forjados.

¿Puede Tecnatom ayudarte en la extensión de vida de estructuras de hormigón?

Actualmente Tecnatom cuenta con varios sistemas de inspección mediante END, basados en múltiples métodos, que puedan dar respuesta de forma rápida a una petición de servicio y realizar tareas de mantenimiento preventivo que puedan paliar patologías en sus primeros estados. 

Entre nuestras capacidades de inspección END para hormigones contamos con las inspecciones visuales (directas o remotas con drones), ensayos esclerométricos, diferentes métodos de ultrasonidos, termografía y georradar.

De esta forma, Tecnatom cuenta con un esquema de trabajo integrado que está diseñado para cubrir un amplio abanico de actuaciones:

  • Estudio inicial de la estructura de hormigón y su problemática
  • Inspección mediante el método END óptimo 
  • Asesoría técnica, vigilancia tecnológica y seguimiento de la operación  
  • Reparaciones y soluciones personalizadas

Autores: Amador Sillero, Covadonga Garcia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here