La importancia de la respuesta ante incendios

Tiempo lectura 5 minutos

La respuesta ante incendios es vital en cualquier instalación industrial y una actividad clave en las centrales nucleares. Por ello, Tecnatom ha participado en un proyecto con el objetivo de validar, desde el punto de vista de los factores humanos, que la respuesta ante incendios, desde la operación en sala de control, es óptima. El origen de este proyecto está en la publicación del estándar 805 de la NFPA (National Fire Protection Association de Estados Unidos) “Performance-Based Standard for Fire Protection for Light Water Reactor Electric Generating Plants”. Consecuentemente, después de la adopción de dicho estándar en E.E.U.U., el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) transmitió el requerimiento a nuestras centrales nucleares en España.

El proyecto, en el caso concreto de una central nuclear del parque español, incluía la preparación de escenarios en el simulador de alcance total y la ejecución de los mismos por parte de turnos reales de planta, bajo la supervisión de expertos en factores humanos. La realización de un proyecto de estas características involucra la interacción de perfiles heterogéneos como especialistas en operación, simulación e ingeniería de factores humanos. El desarrollo del proyecto consistió en las siguientes fases

Diseño de escenarios

Se diseñaron seis escenarios que incluían incendios en diferentes localizaciones y áreas de la central. Los escenarios fueron analizados por un equipo que combinaba conocimientos expertos de operación y factores humanos para poder tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Los retos a los que se enfrentaba el turno de operación, desde el punto de vista de factores humanos.
  • Los conjuntos de fallo que llevaban a una operación más desfavorable de la planta, colocándose de este modo en el lado más conservador, de acuerdo con la Cultura de Seguridad propia del sector nuclear.

Preparación plataforma de pruebas 

El simulador de alcance total y la herramienta de creación de escenarios complejos “Team Tutor” sirvieron como plataforma para ir desarrollando y afinando los escenarios. El uso del simulador, junto con la participación de operadores de la planta con un total desconocimiento de los detalles de los escenarios a validar, formaban el entorno de prueba más fiel a la situación en un suceso real.

Habitualmente, los escenarios que se ejecutan en el simulador para formación no suelen incluir fallos masivos de componentes. Sin embargo, los escenarios de incendios incluyen fallos simultáneos o en secuencia en muy poco tiempo de diversos equipos en la localización del incendio. La secuencia de fallos de los equipos a lo largo del tiempo se programó utilizando también “Team Tutor”, permitiendo programar una sesión completa de simulador sin actuar sobre la consola del instructor.

Ejecución de escenarios 

Se ejecutaron todos los escenarios con dos turnos de operación diferentes en varias sesiones. Los escenarios fueron supervisados para su validación por expertos en Ingeniería de Factores Humanos (IFH) y de operación como participantes en el proyecto junto con el CSN como ‘validador independiente’. Todo el equipo de proyecto conocía en detalle tanto la secuencia de eventos como la respuesta que debían tener los operadores.

Resultados 

Por un lado, el equipo de IFH anotó los datos recogidos durante la ejecución de los escenarios incluyendo información acerca de las acciones que se llevaron a cabo, quién las realizó, sobre qué equipo e información acerca de los tiempos que se tardan en completar acciones críticas. Además, se tuvieron en cuenta otros factores como el conocimiento de la situación de los operadores, la carga de trabajo y el trabajo en equipo.
Se recogió, además, toda la información disponible en la consola del simulador con las acciones llevadas a cabo con sus tiempos concretos y las tendencias de diferentes parámetros. Esta información permitió complementar el análisis realizado durante las observaciones.

Por otro lado, los operadores también hicieron una valoración subjetiva de la ejecución de los escenarios mediante unos cuestionarios que se prepararon al efecto.

El conjunto de resultados obtenidos sirvió al equipo de ingeniería de factores humanos para, tras analizarlos, validar los escenarios ejecutados.

Conclusiones

Las conclusiones más importantes de la validación fueron que los procedimientos de planta son adecuados, con pequeñas modificaciones, para hacer frente a cualquier escenario de incendio. Se observó, además, que la mayor carga de trabajo tiene lugar al principio de los escenarios, cuando se declara la emergencia y que nos encontramos ante un nuevo tipo de escenario, de distinta naturaleza a una sesión de formación tradicional, con un número mucho mayor de fallos coincidentes en el tiempo.

Estas conclusiones llevaron a la decisión de incorporar estos escenarios a los programas de formación y a valorar la importancia de contar con ayudas a la operación específicas en determinados momentos.

La importancia de este tipo de proyectos de validación de escenarios según criterios de factores humanos se justifica por la magnitud de las necesidades identificadas. En este caso, el hecho de incorporar escenarios nuevos en la formación de los operadores justifica las inversiones hechas en este proyecto y otros similares, desde el punto de vista de la seguridad y la operación.

Autor:  Borja Hervás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here