Control de calidad en la industria

¿Cómo saber si tu sistema de control de calidad funciona de verdad? Buena pregunta.

Todo el mundo – o todo proceso – necesita supervisión para ser coherente y fiable. Por ese motivo, cualquier proceso industrial necesita un seguimiento continuo para funcionar correctamente. Aunque a primera vista pueda parecer superfluo, en realidad es bastante lógico, necesario y; afortunadamente; está ampliamente implantado.

En entornos de producción, las empresas y las autoridades hacen todo lo posible para asegurarse de que los equipos de ensayos no destructivos estén calibrados y reciban un correcto mantenimiento, los inspectores estén debidamente formados y cualificados y todo esté bajo un marco regulado. Más aún cuando los productos son, en cierto modo, críticos para la sociedad y su seguridad (por ejemplo, equipos presurizados, entornos explosivos, centrales eléctricas o fabricación de aviones).

En el caso de componentes para aeronáutica fabricados con materiales compuestos, alrededor del 15 % del coste total de producción se invierte en control de calidad y ensayos no destructivos. Aunque es una parte considerable del coste, se trata de un proceso imperativo, ya que ningún avión podría despegar sin él…

No debería sorprendernos que cada fabricante busque continuamente formas de garantizar su calidad de la manera más eficiente y rentable.  Afortunadamente, la era digital ha traído grandes oportunidades para mejorar y manejar los activos de control de calidad, reducción de papeleo y muchos otros avances.

Si examinamos en detalle el proceso de monitorización, el concepto es bastante sencillo y se ha implantado a lo largo de la historia de la industrialización en la medida en que la tecnología lo ha permitido:

Si observamos con más detalle el proceso de monitorización, el concepto es bastante simple y se ha ido implementando a lo largo de la historia de la industrialización en la medida en la que la tecnología lo permitía:

Añadir sensores al sistema para medir parámetros esenciales de máquinas e instrumentos.

Conectar esos sensores a una red donde se almacenan y estructuran los datos

– Por último, el punto en el que actualmente más se está avanzando: utilizar los datos para obtener información relevante para diagnósticos; tanto del sistema, como del proceso que se está realizando.

Las capacidades potenciales de los sistemas de monitorización son enormes. Nos encontramos aplicaciones centradas en aspectos relativos a la seguridad (como la implementación de alarmas), al mantenimiento, tanto predictivo como correctivo, a la detección de errores o incluso a estudios de optimización y benchmarking que permiten comparar tu proceso con otros similares.

Por este motivo, para mantener los sistemas e instalaciones al nivel necesario; donde se alcanzan los más altos indicadores de calidad, seguridad y rendimiento, es fundamental tener una solución de control moderna, «conectada» y acorde a las necesidades concretas de cada proceso. 

Tecnatom tiene una infraestructura de control digital que se puede agregar a cualquier sistema automatizado para aumentar su fiabilidad y eficiencia.  Un buen ejemplo de sistema de monitorización implantado con éxito, es la incorporación de “Tecnatom Smart Monitoring Platform” a los sistemas de inspección Taurus y WiiPA.

Esta plataforma permite recopilar datos de una gran variedad de sensores y elementos del sistema que generan registros o información significativa sobre su rendimiento. Los ejemplos más relevantes de dicha información son:

  • Estado detallado de las máquinas e información para el seguimiento de trabajos
  • Indicadores de eficiencia de equipos operativos
  • Resumen de mensajes del sistema e incidencias
  • Consumo energético
  • Contadores de horas de producción

Además, la fiabilidad y eficiencia de los procesos del sistema se pueden aumentar mediante el diagnóstico remoto o el uso de los datos para proporcionar información sobre puntos débiles concretos detectados en el proceso de producción (por ejemplo, mediante un análisis de pérdidas de tiempo o benchmarking).

Está claro que la monitorización digital supone un medio potente para asegurar que los procesos industriales sean fiables y eficientes. En una instalación industrial que tenga requisitos de calidad críticos para los objetivos de la empresa, las herramientas descritas en este artículo aportan una solución para garantizar la calidad de su producción mientras esta se incrementa, es decir se mejora la eficiencia de la instalación asegurando al mismo tiempo la mayor confianza en los procesos y seguridad de las inspecciones.al mismo tiempo que se aporta mayor confianza y seguridad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here