Apoyando el desarrollo de la fusión nuclear

Tiempo lectura 3 minutos

¿Conoces ITER?

ITER es sin duda uno de los proyectos más ambiciosos al que el ser humano se ha enfrentado. No sólo porque constituye un desafío por la complejidad del proyecto y el coste económico del mismo, sino porque a su vez implica la coordinación de más de 35 países implicados en todo el mundo. Con todo esto dicho, ¿de qué trata?.

ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) persigue demostrar la viabilidad de la energía de fusión nuclear como una tecnología válida para su uso en la generación de energía eléctrica. El proyecto aborda la construcción de un reactor de fusión nuclear en la localidad de Cadarache, ubicada al sur de Francia.

El reactor de fusión ITER está basado en el confinamiento magnético en una vasija con forma toroidal (siendo el “Tokamak” más potente del mundo) y prevee albergar para principios del año 2025 el primer plasma de fusión (véase el  enlace).

¿Cuál es la participación de Tecnatom en el ITER?

Durante varios años, las empresas fabricantes de ITER siguen depositando su confianza en Tecnatom para el desarrollo de equipos y técnicas en las actividades de operación e inspección por ultrasonidos.

A lo largo de años de trabajo, se ha realizado con éxito la ejecución de varios contratos para el desarrollo y cualificación de procedimientos de inspección por ultrasonidos y el suministro de equipos, para distintos componentes entre los que destacan:

  • Vasija de vacío, componente más crítico del ITER (consorcio formado por Ansaldo Nucleare, Mangiarotti y Walter Tosto). Además, Tecnatom suministra a Equipos Nucleares, S.A. (ENSA) sistemas mecánicos para la inspección por ultrasonidos de las soldaduras para le ensamblaje de la vasija de vacío.
  • Anillos de precompresión, elemento más pesado nunca fabricado en fibra de vidrio (proyecto liderado por Airbus).
  • Cajas de las bobinas toroidales, con una altura de 16.5 metros y 9 metros de ancho y un peso de 200 toneladas (bajo contrato con SIMIC).

Actualmente, Tecnatom se encuentra inmersa en nuevos contratos relacionados con ITER. Entre otros, se actúa como tercera parte para la supervisión de inspecciones. Y recientemente, se ha adjudicado un nuevo contrato para la validación de las soldaduras de acero inoxidable unidas mediante tecnología láser, junto con el laboratorio español AIMEN que se encarga de los fallos a fatiga y los mecanismos de fractura.

¿Cuáles son los próximos pasos?

Desde su fundación en el año 2007, el proyecto ITER se ha ido convirtiendo en una realidad cada vez más tangible y que, como se mencionó anteriormente, prevé que para el año 2025 pueda cosechar sus primeros éxitos en el desafío de la energía de fusión nuclear.

Se continuará trabajando para satisfacer las necesidades de ITER y hacer de la fusión una forma viable, segura y medioambientalmente sostenible de producir energía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here